« Concluye el Simposio Internacional en Nutrigenómica | Inicio | BIO 2009 International Convention Atlanta, 18-21 Mayo de 2009 »

Genoma de Ganado Bovino abre puertas a la salud humana

Dos consorcios científicos internacionales, integrados por más de 300 investigadores de 25 países han secuenciado el genoma completo de la vaca, integrado por más de 22.000 genes, el 80% de los cuales son comunes con los del ser humano.

bovino

Este logro, de acuerdo con lo afirmado por los autores de esta investigación (publicada hoy en Science) deberá avanzar el conocimiento de la evolución mamífera, acelerar mejoras genéticas en productos lácteos y de carne, y conducir a un mejor entendimiento de enfermedades humanas y sus tratamientos. La investigación ha exigido más de seis años de trabajo.

En dos reportes por separado, Richard Gibbs y colegas destacan los recientes hallazgos del Consorcio de Análisis y Secuenciación del Genoma Bovino, el cual secuenció el genoma de ganado bovino a fina resolución, y el Consorcio Bovino HapMap, el cual se enfocó en rastrear la historia de la evolución y domesticación de las criaturas.

Investigadores trabajando en estos dos proyectos descubrieron que el genoma de ganado contiene un mínimo de 22,000 genes y que alrededor de 14,345 de esos genes tienen contrapartes en otras siete especies mamíferas. Los hallazgos muestran como, durante el curso de la evolución y domesticación, cambios en el número y organización de los genes ha alterado los sistemas biológicos del ganado, afectando de manera más dramática su reproducción, inmunidad, lactancia y digestión.

Los investigadores también estudiaron 37,470 diferencias en el ADN de diferentes vacas de 19 razas geográfica y biológicamente mixtas y descubrieron que la evolución de las vacas es notablemente diferente a nuestra propia evolución humana – con recientes y rápidas disminuciones en el tamaño de la población efectiva a partir de una población antigua enorme, más que al revés.

Los autores atribuyen esta evolución a cuellos de botella genéticos asociados con eventos pasados de domesticación, selección para especialización agrícola y formación de razas.

Pero los niveles actuales de diversidad dentro de las crías de ganado parecen ser al menos tan robustas como aquellas dentro de las poblaciones humanas.

"Podemos esperar que cualquier animal con rasgos médicos o agrícolas útiles serán secuenciados y resecuenciados", afirma Harris Lewin, de la Universidad de Illinois (EE UU). "Igual que se hacen comparaciones genéticas entre humanos y chimpancés para intentar comprender el origen de la inteligencia del hombre, los estudios de genética comparada entre vacunos, cerdos, ovejas y cabras puede ayudarnos a comprender mejor la genética de la producción de lana, la lactancia, el metabolismo y las adaptaciones medioambientales. Esto acelerará el desarrollo de nuevas tecnologías para una agroganadería sostenible".